Logotipo

Abogado divorcio en a capela

Castelo Administración y Asesoría S.L. Llamar Más info
Compartir:

Castelo Administración y Asesoría S.L.

Raúl García Suárez Abogados. Abogados. Divorcios ... Llamar Más info
Compartir:

Raúl García Suárez Abogados. Abogados. Divorcios ...

Asesoría Pousada. Asesorías laborales | Abogado laboralista Llamar Más info
Compartir:

Asesoría Pousada. Asesorías laborales | Abogado laboralista

Asesoría Jove Llamar Más info
Compartir:

Asesoría Jove

Bello & Garay Abogados Llamar Más info
Compartir:

Bello & Garay Abogados

Fingal Asesores Llamar Más info
Compartir:

Fingal Asesores

Vr Gestiones Judiciales e inmobiliarias. Abogados Llamar Más info
Compartir:

Vr Gestiones Judiciales e inmobiliarias. Abogados

Rosa Eiriz Macia. Abogados. Abogados A CORUÑA : Divorcios ... Llamar Más info
Compartir:

Rosa Eiriz Macia. Abogados. Abogados A CORUÑA : Divorcios ...

Abogado Técnico Urbanista Arturo Fernández - Vigil Llamar Más info
Compartir:

Abogado Técnico Urbanista Arturo Fernández - Vigil

CODICE Encuadernaciones Llamar Más info
Compartir:

CODICE Encuadernaciones

Llamar Más info
Compartir:

Avante Asesorá Llamar Más info
Compartir:

Avante Asesorá

Oscar Lopez Doval - Notario de Betanzos Llamar Más info
Compartir:

Oscar Lopez Doval - Notario de Betanzos

Agentes de la propiedad inmobiliaria | Servicio administrativo a empresa Llamar Más info
Compartir:

Agentes de la propiedad inmobiliaria | Servicio administrativo a empresa

EU BUSINESS SCHOOL BARCELONA Llamar Más info
Compartir:

EU BUSINESS SCHOOL BARCELONA

Pousada & Cortizas Asesores Llamar Más info
Compartir:

Pousada & Cortizas Asesores

Nieto Y Asociados Taller De Abogados Llamar Más info
Compartir:

Nieto Y Asociados Taller De Abogados

Asesores Asociados S.L. Llamar Más info
Compartir:

Asesores Asociados S.L.

¿Buscas Abogado divorcio en a capela?

Si le gustaría divorciarse, queremos animarle esta información. Es normal que dos personas puedan experimentar crisis algunas veces, lo cual entendemos que es una situación amarga para las parejas que lo viven. Aún así, judicialmente hay opciones para eliminar dicha unión. De forma básica el divorcio se clasifica en dos vías: de tipo contencioso y de mutuo acuerdo. Esta manera de divorcios se llamarán judiciales, es decir, se producen ante el Juez a diferencia del divorcio notarial, en el cual participa un notario. Esto habilita una figura muy novedosa, que no tuvo lugar hasta 2015. Pero todo ello los veremos a continuación. Partiendo de el primer tipo, el contencioso, la característica básica es que el texto de demanda tiene lugar de forma aislada por un cónyuge. Esto se produce porque el otro no esté conforme, o bien porque el escrito se ha suscrito de forma súbita sin saber nada. Al no existir resultado entre la pareja, habitualmente estos supuestos se alargan. Por otro lado queremos ver el divorcio conocido como mutuo acuerdo. La demanda se interpone de forma acumulada entre los dos. esto supondrá que los dos asistan acompañados con un solo abogado. Es cierto que los divorcios de mutuo acuerdo se pueden solventar con más rapidez que los contenciosos. Por ello comentamos que estos divorcios presentan dos virtudes: son menos lentos y más baratos que los demás. Pero además expondremos que esta vía tiene otra variante, mencionada como divorcio express. Se hace ante notario y reduce aún más los tiempos de espera. Debemos señalar, eso sí, que no será viable cuando tengan hijos menores o con la capacidad modificada. Comprendemos que este es un tema complejo y es lógico que surjan determinadas dudas. Por ese motivo, lo ideal es contactar cuanto antes con un abogado especializado. Sabiendo la importancia del tema, es conveniente buscar al abogado con cierta experiencia en dichas situaciones. Le recordamos además que en la Ley española el tiempo para solicitar el divorcio serían tres meses desde el enlace. También hay casos concretos en que no hará falta esperar eso, por ejemplo, cuando la situación de uno de los miembros pueda peligrar. Finalmente, queremos concretar que los divorcios se acabarán mediante un documento: el Convenio Regulador. En él quedan reflejados los aspectos que cumplirán los cónyuges. El Convenio es vinculante imperativo es decir, que ambos deberán obedecerlo.